Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
2 diciembre 2016 By Gabriela Isler Storytelling

Desde la ciudad de Nueva York

Hoy les quiero contar un poco de una ciudad que me recibió con los brazos abiertos en el año 2013 cuando gané el Miss Universo, una ciudad bastante intimidante a decir verdad, de grandes y altos concretos y con una multitud de personas que recorre sus calles diariamente y durante las 24 horas entre luces, sonidos y mucho tráfico.

Nueva York es el tercer estado más poblado de Estados Unidos, nada más y nada menos que con 19 millones de habitantes. Para mí es casi que un país si pienso que mi Venezuela tiene 30 millones en total… Les cuento esto porque muchos de ustedes todavía no han tenido la bendición de poder conocerlo, y quizás contándoles un poco pueda irradiarles un tanto de la energía que te invade aquí.

Es una de las localidades más populares en el mundo, y mejor conocida como la ciudad de las oportunidades, donde millones de personas se aventuran a venir y formar parte de ella en búsqueda de alcanzar sus sueños. El gran Frank Sinatra decía “If you can make it in NYC you can make it anywhere”/“Si tú lo logras en Nueva York, lo puedes hacer en donde sea”. Y esta famosa canción cada día va tomando más sentido para mí porque este lugar de verdad te brinda la maravillosa oportunidad de perseguir tus metas y te reta cada día a ser mejor una persona.

Reconozco que esa fue una de las razones por la que decidí volver a aventurarme a regresar a esta locura llamada Nueva York. Sentía la necesidad de desafiarme como profesional y poder ampliar los alcances de los proyectos y los sueños que aun tengo por realizar. No crean que ganar el Miss Universo era el único con el que me conformaría. ¡Tengo muchos más por cumplir! Y espero que poco a poco Dios conspire para que vayan dándose en su tiempo perfecto y de la mano de las personas indicadas.

Es muy interesante todas energías que se mueven en esta ciudad, es la meca de las finanzas, de la industria de la moda, de la publicidad, es una gran sede para temas humanitarios, de grandes atractivos culturales y de liderazgo destacado. ¿Quién no quisiera retarse ante tan diverso escenario? Pues yo, aunque hace casi dos años –cuando terminé mi reinado- salí corriendo y no puedo negarlo.

En ese momento había llegado aquí de la nada, era la primera vez que visitaba la ciudad, y estaba bajo la tutela y el control total de una organización. Tenía un horario de actividades, viajes semanales, reuniones, entrevistas, sesiones de fotos, etc. Cuando tenía un rato libre tan solo prefería quedarme en casa y dormir, o ir al parque a respirar aire limpio, meditar o leer.

Era una vida muy agitada. De verdad es una ciudad que nunca duerme y esa energía se siente. En esa época de mi reinado vivía en una zona céntrica y mi cuarto no tenía aire acondicionado, entonces se podrán imaginar los días de calor en los que además me invadía el sonido de las sirenas, las cornetas de los carros, la música y todo lo que se puedan imaginar. Una Miss Universo también pasa calor, ja, ja, ja.

Para ese entonces, ese movimiento era como mucho para mí, y por eso decidí salir corriendo con la ilusión de poder sembrar raíces en mi Venezuela, cosa que me fue un poco difícil, lo que me motivó entonces a dividirme entre mi país y la ciudad de Miami. Pensé que sería un buen puente geográfico para moverme, y donde la cultura y el ritmo de vida serían más acogedores o más similares a lo que yo extraño.

Sin embargo, no fue así. Imagínense intentar hacer vida en una ciudad cuando tus intenciones están en otro país, entiéndase Venezuela; y las oportunidades de trabajo en otra ciudad, hablando de Nueva York, ¿nada fácil verdad? Y es que además muchos piensan que irse del país es la decisión mas fácil que tienen algunos, pero les cuento que no… Es uno de los retos más grandes que la vida me ha puesto: el 99% de mi familia está en Venezuela y es difícil avanzar en un otro país cuando tienes el apego tan arraigado.

Han pasado unos días desde que regresé para quedarme por un largo rato, para invitarme a sacar la mejor versión de mí misma y para reconectarme con una energía que literalmente dejé congelada en el frío que hoy aquí nos rodea. Regresé a ponerle fecha y tiempo de ejecución a esas metas y aspiraciones que tengo, a no quedarme dormida mientras el resto de sus habitantes también están afuera, en las calles, trabajando, presionándose y compitiendo para que sus habilidades, talentos y dones sean valorados y respetados.

Me siento súper feliz de estar aquí nuevamente, y más feliz de saber que camino como una más, sin miedos, sin sustos, y sin intimidarme… Aunque a veces sí, un poquito, pero si tus sueños no te asustan, no vale la pena que te esfuerces por ellos. Sé que todavía me queda muchísimo más por conocer de este lugar, de sus paisajes, de su gente, de su cultura y su gastronomía, y para ello sacaré tiempo.

Por ahora estoy armando las piezas de este nuevo rompecabezas y les puedo contar que con tan pocos días de haber llegado -y como parte de mis retos- ya firmé con dos agencias, una de talentos y otra de modelaje; además estaré retomando muchas de mis actividades de activismo social así como emprendiendo distintos proyectos personales que tienen rato dándome vueltas en la cabeza.

“Desde Nueva York, y para ustedes, les seguiré informando”, ja, ja, ja. Se les quiere,

Gabriela Isler - Firma

 

 

5 Comentarios sobre “Desde la ciudad de Nueva York”

  1. Darwin dice:

    Buenas noches Molly!!! Saluditos desde Maracaibo, Dios te bendiga siempre eres una mujer de buena voluntad te admiro, no hay palabras para describirte, tu personalidad es unica me gusta mucho de ti la espiritualidad… Besitos y Muchos besos te leo todos los dias antes de acostarme….😙😙😙😙

  2. Roraima Ferrer dice:

    Leerte me inspira para hacer cosas nuevas, no tenerle miedo a mis sueños y las metas que quiero alcanzar… Te deseo el mejor de los éxitos en NY, y amo tu pagina jajaja. Saludos desde Valencia, Vzla.

  3. elias dice:

    Eres una mujer fuerte y guerrera se que vas a lograr todos tus sueños de eso no cabe duda, me gusta tu actitud de explorar nuevos entornos, así es que se logra el éxito, te admiro.

  4. Lisbeth Rangel dice:

    Excelente ☺

  5. Anaber Garcia Castillo dice:

    que bella…Bendiciones y Suerte besitos desde Venezuela