Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
21 diciembre 2016 By Federica Feaugas Lifestyle

El síndrome de la súper mujer

¿Cuántas veces te has sentido agotada a final del día por todas las actividades que tuviste que realizar?, ¿Llenas la agenda de cosas por hacer sólo para sentir que estás siendo proactiva?, ¿Alguna vez sentiste que tienes que ser multitasking?

Muchas de nosotras hemos tenido que vivir con esa cruz a cuestas, tenemos un patrón establecido que por ser mujeres, esposas, hijas, madres, debemos cumplir con todas y cada una de las tareas que nos fueron asignadas. Pero, ¿quién definió eso?

La realidad cada día apunta a que eres libre de escoger lo que deseas hacer y eso incluye un tiempo especial para ti, en el que puedas encontrarte con tu parte femenina y entender que eres un ser humano y no una súper heroína.

Hemos lidiado por décadas con la etiqueta de la mujer perfecta, pero la realidad es que la perfección no existe porque todos los días cometemos errores que son los que nos hacen crecer y convertirnos en mejores personas. La verdadera perfección está en alimentar nuestros corazones con amor para compartirlo con los que nos rodean y así sentirnos más felices.

No quiero decirte con esto que mandes todo al carrizo: ¡No!. Es la búsqueda del equilibrio, es cumplir con tu trabajo en el tiempo justo sin excesos, es atender a tus hijos o a tu pareja con el mayor amor sin sentir que estás sacrificando tu individualidad, es compartir con tus padres sin la presión que tienes que cumplir con ellos, es también apartar tiempo para ti misma sin sentir culpa.

Te doy unos tips para dejar de lado a la súper mujer y buscar a la mujer hermosa y humana que está dentro de ti:

  • Haz una lista de las actividades que tienes que hacer en una semana. Categorízala con palabras como “no negociable”, “flexible”, “si me da tiempo” y establece las prioridades.
  • Asegúrate que en la lista estén actividades tuyas y no sólo de la familia: gimnasio, yoga, café con amigas, ver una película, o ir a la peluquería.
  • Si sientes que estás preparada, puedes incluir en tus tareas algo de filantropía: voluntariado, apoyo a personas necesitadas, recolección de insumos para el hospital, etc. Esto te hará sentir parte de un todo.
  • Distribuye “equilibradamente“ las actividades durante la semana en tu agenda o calendario, y asegúrate que no estén todas un mismo día.
  • Ve tachando las actividades que vayas realizando y felicítate por haberlo hecho bien.

Y tú, ¿te sientes una súper mujer?, ¿Cómo podrías conseguir un equilibrio para cumplir con tus roles sin dejarte de lado?

Instagram: @YoSoyFederica | Contacto: ffeaugas@gmail.com
Fotos: Gratisography.com

Federica Feaugas - Retrato

¡Hola, soy comunicadora y coach holístico! A partir de ahora tengo la dicha de que nos acompañemos en esta aventura. Como tú, he pasado y sigo pasando por la montaña rusa de la vida y, a pesar de que no tengo la verdad absoluta en mis manos, he vivido algunas cosas que quiero compartir contigo para ayudarnos a transitar este hermoso camino y hacer del bienestar físico, emocional y espiritual nuestro norte.

6 Comentarios sobre “El síndrome de la súper mujer”

  1. Maria dice:

    Si excelente post

  2. Issora dice:

    Excelente artículo, gracias por los tips

  3. Belkis E. cumana dice:

    Hola! Federica, que bueno saber de ti, encantada! Te seguiré para conectarme con tus consejos! Gracias!

  4. Irena Herrera dice:

    Me identifique muchisimo. Gracias por compartirlo.

  5. Génesis Fuenmayor dice:

    Por el post en instagram pensé que el artículo seria una serie de tips enumerados para plantearnos metas, sin embargo me pareció muy útil el tip de clasificar las actividades en la agenda. Suelo anotar todo lo que debo hacer para sentirme proactiva, asi que me sentí muy identificada con ese planteamiento, pero siempre termino con una lista enorme con rayas y garabatos que me frustran al no saber que es lo siguiente. Pondré en practica la clasificación de los pendientes 😉 Gracias

  6. Fabiana dice:

    Tus articulos son increibles!, ayudan muchisimo.