Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
8 agosto 2017 By Gabriela Isler Choose You / Elígete a ti

Ser una persona exitosa sin espantar a tu pareja

He decidido escribir acerca de este tema porque me lo han pedido muchísimo, y va dedicado entonces a todas esas mujeres y hombres que piensan que su éxito les está espantando a su pareja ideal, o a los posibles pretendientes que podrían flechar su corazón.

Quiero empezar diciéndoles, a ustedes personas maravillosas que me leen, que ese mito de “espantar” a alguien es relativo. Si bien es cierto que vivimos en una cultura basada en el machismo –cosa que está cambiando rápidamente en muchos países-, la figura de la mujer empoderada se está volviendo cada vez más notoria. Es simplemente admirable la capacidad que muchas mujeres están demostrando en los últimos tiempos para abarcar más espacios, más puestos de trabajo e incluso la independencia plena y un liderazgo sólido.

Como siempre, y hablando desde mis propias vivencias, siento que no hay -o no existe- tal superstición; creo que solo existen las “personas no indicadas”, y vamos a llamarlas así porque -para ser honesta- si alguien no se acerca a ti, o huye de ti por miedo a tu independencia y a tus éxitos, simplemente no es una persona que te convenga y te valore, definitivamente esa no es la indicada para estar junto a ti.

Pienso que es bajo el porcentaje de personas que son capaces de admirar y valorar a una mujer exitosa sin sentirse disminuidas a su lado, pero eso no quiere decir que no existen. Si eres una persona exitosa, emprendedora, y proactiva, mereces tener a tu lado a alguien que pueda admirar tu temple y tu dedicación, y celebre contigo tus victorias y aprendizajes.

Lastimosamente muchas veces juzgamos a un libro por su portada y tomamos decisiones sin detenernos a conocer a esa persona. Sea cual sea el lado en el que te encuentres –ya sea “sintiéndote asustado” o “siendo exitoso”-, ya es hora de que pongas tus inseguridades y el ego a un lado, y te des la oportunidad que mereces.

Aquí quisiera hacer un paréntesis para explicar algo que me parece importante, cada quien tiene una apreciación diferente de lo que “el éxito” puede significar; por lo tanto, ser una persona exitosa tendrá diferentes connotaciones para cada quien y probablemente no sea fácil definir qué comportamiento relacionado con tus triunfos pueda estar intimidando a tu pareja. Quizá sea tu éxito a nivel económico, tu posición a nivel laboral y profesional, tu grado de independencia y confianza personal, o simplemente tu imagen y tus atributos físicos.

Pensando entonces en cómo puedo colaborar con ustedes desde mi experiencia, aquí les dejo unos consejos que pueden servir para no espantar a tu pareja o a esa posible conquista:.
.
Para “el exitoso”:

  1. Jamás pierdas tu esencia y tu personalidad. Tus valores nunca pueden verse aplacados por una situación “temporal” de éxito; y sí, la llamo “temporal” porque la duración de ese estado va a depender de cuán bien lo sepas manejar.
  2. En los primeros encuentros procura saber más de esa persona que te interesa y con la que sientes afinidad; demuestra tu atención e interés hacia sus logros y vivencias. No te tomes esas salidas para hacer monólogos acerca de tu vida y hablar únicamente de ti.
  3. Busca actividades o intereses comunes que puedan disfrutar juntos sin ánimos de competir. Tan solo muestra cercanía y disposición dejando “el éxito” de un lado.
  4. Habla acerca de tu familia y tus valores, muéstrate una persona sencilla y humilde. El éxito no es nada sin humildad. Si todavía no la practicas, nunca es tarde para empezar a hacerlo.
  5. Evalúa si tus gustos pueden intimidar a la otra persona y trata de encontrar un balance en los temas de conversación, e incluso en los lugares que deseen frecuentar.
  6. Tómate el tiempo de admirar los logros de la otra persona, demostrándole tu alegría y admiración por cada evolución o aprendizaje que alcance en su vida.

Para “el asustado”:

  1. Date tiempo de conocer bien a la otra persona y no te intimides con suposiciones.
  2. Reconoce que no es malo compartir con una persona exitosa. Si alguien es feliz con su trabajo seguramente promoverá esa misma energía en la pareja.
  3. No te sientas menos que nadie, siéntete orgulloso de lo que has construido en tu vida. Todos los esfuerzos y logros tienen un valor y deben ser motivo de orgullo.
  4. Sé honesto y muestra tu personalidad sin complejos. Si esa persona te gusta mucho, apuesta por ti y ser completamente real y natural será de gran valor.
  5. No intentes sorprender a esa otra persona con cosas costosas que quizá ni necesita. Si deseas regalarle algo, inspírate con detalles bonitos.
  6. Busca actividades o intereses comunes que puedan disfrutar juntos sin ánimos de competir. Tan solo muestra cercanía y disposición dejando “el éxito” de un lado. (Sí, sé que este este tip está repetido pero aplica muy bien para ambos).

Espero que estas recomendaciones les puedan servir de ayuda a ustedes o alguna otra persona que conozcan. Compartan el artículo y coméntenlo. Quiero leer sus historias, experiencias o comentarios. Y si aplican alguno de estos consejos, espero que también me lo cuente y me digan cómo les fue… Recuerden que este camino de #ChooseYou / #ElígeteATi es para que lo transitemos juntos.

¡Los quiero!

Gabriela Isler - Firma
.
.
.
.

Foto: Guanchen and Anke @Guankemole

3 Comentarios sobre “Ser una persona exitosa sin espantar a tu pareja”

  1. Maria dice:

    Me encanta tu forma de ver las cosas; sin embargo es bastante complejo conseguir una persona que valore a una mujer independiente y motivada … Ojala en algún momento existan personas que valoren y sientan empatia hacia las personas que no nos limitamos y siempre vamos por mas! Saludos te admiro mucho!!

  2. Jorge luis dice:

    Me encanto mucho, a pesar que soy hombre puedo reconocer que me encuentro en esta situation , los consejos para “el asustado” los leo una y otra vez; tus palabras tienen luz propia, gracias , gracias !!!!! 😇

  3. Estefanía V dice:

    Excelente objetividad en este tema. Particularmente ahorita me encuentro en un dilema, es más creo que ambos estamos asustados y ambos tenemos aspectos, muy distintos, que pueden intimidar al otro. Su situación personal y aptitudes me encantan pero también me asusta, bien sea que yo no encaje con sus formas o que él realmente este por encima de mi. Y por otro lado, mi vida y experiencias pueden también ser un stop para el , que quizás sienta un “Wao, soy un gallo” o que sé yo. En fin, gracias Gaby, me encanta tu dedicación y la serenidad con que compartes tanto con todos. Abrazo.