Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
25 agosto 2017 By Gabriela Isler Choose You / Elígete a ti

Encuentra el balance entre lo que “él quiere” y lo que “tú quieres”

Confieso que estoy disfrutando mucho escribir y hablar acerca de temas del amor, y creo que es por la similitud que hay en las situaciones que muchos compartimos. De vedad me hace feliz saber que mis experiencias y mis consejos de pareja pueden servirte de gran ayuda a ti para el futuro de tu relación.

Escribir me hace hablar aún con mucha más honestidad de lo que siempre lo hago, y es por eso que tengo que ser realista y sincera con este aspecto en particular: en una pareja son pocas las veces en la que se consigue un balance orgánico entre lo que “uno quiere y lo que él quiere”, y eso tampoco tiene nada malo. Todos somos personas diferentes, cada uno tiene un carácter definido e intereses propios, con una personalidad característica y una crianza marcada. En mi caso en específico, y al menos que tengamos que hablar de postres –que Alberto y yo los amamos- la mayoría de las veces siempre habrá un debate sobre la mesa.

Entender que una pareja no estará permanentemente alineada con los deseos individuales de cada uno de sus miembros es importantísimo, y seguramente esas aspiraciones que sí se tengan en común serán objeto de discusión y negociación. Si les hablo de mí, yo soy una persona altamente sensible, emocional e intuitiva; Alberto, por su parte, es radicalmente lógico, práctico y concreto… ¿Se imaginarán cómo es el proceso para llegar a un acuerdo con él? Pues yo tengo que literalmente darle explicaciones de lógica cuántica en lo que a mis decisiones o deseos personales se refiere… No les miento al decirles que frecuentemente no me entiende, y la verdad es que yo tampoco me entiendo, ja, ja, ja. ¡A veces pienso con el corazón y no con la cabeza, y si él sabe que eso me hará feliz, me apoya y me respeta!

En definitiva, de eso es de lo que se trata una vida en pareja, del respeto y el balance. Las relaciones serían aburridísimas si no tuvieran contrastes y colores. La convivencia se hace dinámica y divertida si ambos tienen la capacidad de conversar las cosas cordialmente en un tono sincero y ameno. Yo no soy la gurú de relaciones de pareja, y tampoco pretendo serlo, pero créanme que –y estoy segura que aquí habrán muchos como yo- todas las situaciones vividas han de servir para crecer como pareja y no para desmoronarse.

La transición de ser una novia de universidad a una novia Miss Venezuela, y luego a una novia Miss Universo viviendo en Nueva York no ha sido fácil. Las distancias, la vida pública, los compromisos sociales, y en definitiva el mundo de cada uno nos ha llevado a aprender a sobrellevar la dinámica… Ambos sabemos que estos temas afectan directamente la estabilidad de la pareja y la felicidad de ambos y que solo con el amor del bueno que nos tenemos podremos encontrar ese balance.

Hoy comparto aquí algunos consejos que pueden ayudar a manejar esos momentos de debate en pareja, promoviendo siempre el acuerdo y el consenso entre ambos, sin olvidar la individualidad de cada uno, y el significado que tienen los deseos y las aspiraciones personales cada quien:

  1. Sé honesto contigo mismo. Eso que quieres tiene que ser algo que sea razonable para ti, para la relación y para un futuro. Nunca vas a convencer al otro de algo si tus fundamentos no tienen un sentido lógico y sustentado. (¡Gracias Alberto por el aprendizaje forzado de todos estos años!).
  2. Nunca pongas a un lado tu felicidad o tus aspiraciones personales. Sí, quizá suena fuerte pero nadie está ni antes ni por encima de ti para limitar tus sueños. Piensa cómo en un futuro podrás sentirte orgulloso de haber tachado de tu lista eso que quisiste hacer, haya funcionado o no. Sabrás que lo intentaste y el otro sabrá respetarlo.
  3. Olvídate de la manipulación. Si mantienes a tu lado a una persona utilizando como única herramienta la manipulación o el chantaje, créeme que tienes el fracaso garantizado. Eso niégalo, “cancelado y transmutado”. No impongas nada, siempre conversa e intenta expresar tus sentimientos sin tener que recurrir a un juego de emociones.
  4. Entiende la posición del otro. Practica la empatía y trata de encontrarle la lógica a su intención y no cierres tu mente simplemente porque lo que escuches no sea lo que tú querías o esperabas. La clave de una buena comunicación es la capacidad de escuchar a nuestra pareja, y así poder digerir su opinión y responder coherentemente.
  5. Si necesitan espacio o tiempo para pensar, háganlo, es válido. No es común que uno cambie de opinión de la noche a la mañana, y si consideras que darle alguna recomendación para que pueda entenderte mejor sería de ayuda, adelante. Por ejemplo: pídele hablar con alguien en específico (un amigo, un familiar, o un psicólogo); o invita a tu pareja a leer acerca del tema que está generando esa discusión, o simplemente tómate el tiempo de escribirle una carta, un mensaje o email donde puedas –clara y calmadamente- expresar tu inquietud.
  6. Alberto está aquí conmigo mientras escribo este artículo y le manda a decir a los hombres que también me leen: “Digan siempre que sí, que tiene la razón y luego ven cómo resuelven”… ¡Tan lindo él!, ¿verdad? Ja, ja, ja.

Al final de todo, la dinámica va a depender de ustedes como pareja y de cómo encuentran la mejor forma y el tono de comunicación adecuado e ideal para la estabilidad y balance de su relación. Recuerda además que siempre tienes una opción, la de #ElígeteATi / #ChooseYou. Si no estás feliz no podrás hacer feliz a tu pareja. Todo es cuestión de conversar y razonar juntos.

¡Con cariño!

Gabriela Isler - Firma
.
.
.

Foto: André Gabb

7 Comentarios sobre “Encuentra el balance entre lo que “él quiere” y lo que “tú quieres””

  1. Maiderlis Timaure dice:

    Hola gabriela soy venezolana y desde hace algun tiempo leo cada uno de tus articulos debo confesar que cada tema me ha identificado en algo y me ha servido para cambiar otras cosas. Gracias por tomarte el tiempo de compartir tus esperiencias con nosotros. Te admiro muchisimo no solo por tus logros si no tambien por tu humildad y lo que transmites a pesar de la distancia y de no conocerte. Muchos exitos y un gran abrazo saludos 💛💙❤🙏

  2. Luisana dice:

    Me gustó leerte. Primera vez que me impulsa un título a hacer swipe, no lo tomes mal, sólo que me identificó el #chooseyou, chévere las sugerencias que das porque sirve para uno guiarse y saber si va bien o si pone contrario la estoy poniendo, bueno porque lo que escribes es acorde con lo que demuestras ser. Eres una muchacha integra, sería y libre así te veo y me reflejo en esa descripción. Ahor a mismo vivo en España, mi novio en Venezuela tengo 9 meses sin verlo y sí lo extraño pero despues de casi 5 años de noviazgo hemos aprendido que uno debe ir por su sueño sin que afecte el amor ni el respeto…

    Aunque tambien el consejo de tu novio es correcto jajaja… él es de esas personas antipaticas- panas- malasangre-dulce jajaj a me cae bien.
    Un abrazo. Te admiro y “te aprecio” jajaja…
    Saludos Luisana una Venezolana más en España. 💪😊

  3. Alexandra dice:

    Hoola gaby, me encantó leerte es primera vez que lo hago y me sentí super identificada, saludooos!!

  4. Adriana Vasquez dice:

    Hola Gabriela, te sigo desde que eres Miss Universo. Soy colombiana, y admiro de verdad tu inteligencia que se plasma en tu cuidadosa redacción y ortografía. Que pulcritud para escribir, te felicito. Te leo siempre!!

  5. Natalie dice:

    Me resulto bastante oportuno tu articulo. Gracias Molly, todos pasamos por momentos dificiles, pero lo mas complicado de la situacion siempre es analizarla y aprender de ella.

  6. Barbara Iragorry dice:

    Me encanta leerte me estoy volviendo adicta a tu espacio!! Simplemente me encanta! Saludos Molly!

  7. Ana Elisa dice:

    Me encanta tu forma de escribir, ha sido muy oportuno este y otros articulos, definitivamente mil razones mas para seguir leyendo y seguir admirando tu carrera.. sigue transmitiendo toda esa energia y esos buenos deseos! Un abrazo!