Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
2 octubre 2017 By Gabriela Isler Choose You / Elígete a ti

¿Cómo adaptarse después de emigrar?

Cuando tomas la decisión de emigrar estás eligiendo un camino difícil de por sí; estás dando conscientemente un paso hacia la inestabilidad temporal, hacia el vacío o la incertidumbre; muchas veces hacia la soledad incluso; y sobre todo, a tener una vida muy diferente a esa “rutinaria o normal” que solías conocer en tu país. Sin embargo, también es un paso hacia el progreso, al crecimiento personal y profesional, a la aventura de superarse y a la maravillosa oportunidad de cambiar, y tomar todas las oportunidades que esta transición puede ofrecer.

Parece mentira reconocer que emigrar se haya convertido en una opción necesaria para muchas personas, especialmente para mis hermanos venezolanos, así como de otros países que hoy también están en crisis. Hay muchísimas personas recorriendo el mundo en búsqueda de un mejor futuro y de nuevas oportunidades para crecer y establecerse profesionalmente, y también para brindarle seguridad y bienestar a su familia.

Sea cual sea tu situación con respecto a ese tema, créeme que te entiendo. Yo también emigré, y fue una decisión un poco difícil porque tuve que librar unas cuantas batallas internas en el proceso: conmigo misma y con los míos pero aquí estamos y aquí seguimos… No amanecemos con el olor a guarapo ni de arepas en el budare, ni mucho menos con el abrazo de mamá o papá; tampoco podemos saludar al panadero o al vecino con cariño porque ahora somos vistos como extraños; muchas veces nos despertamos sin alguien con quien conversar; algunos tienen suerte y logran encontrar un empleo rápido, otros pasan meses a la espera de una oportunidad, mientras los días se les van en gastos y oraciones. ¿La verdad? Esto no es nada fácil…

Como siempre, y no les voy a caer a cuentos, les confieso que he pasado algunos meses en los que no tengo un trabajo fijo porque el mundo artístico en ocasiones es inestable, y les juro que he llorado, me pongo insoportable, y a veces me frustro pero yo tomé una decisión y tengo que seguir adelante. A veces quisiera retroceder el tiempo y tener a mi gente conmigo para salir adelante con su amor y energía, dentro de esa “normalidad” que caracterizaba mis días en Venezuela. Sin embargo, me di cuenta que quedándome paralizada no me iban a llegar las oportunidades que vine a buscar, así que me ha tocado empoderarme, llenarme de fe y salir a buscarlas.

Si te preguntas si es posible tener una vida normal después de emigrar, mi respuesta sería que sí, pero no de inmediato, sino con el tiempo, mucho tiempo después; y eso dependerá de tu capacidad de adaptación. Sin embargo, paso a decirte también que como inmigrante que eres, tu vida nunca será igual a la que conociste antes, y quizás tus estándares rutinarios puedan variar un poco, y por ende los niveles de comparación que puedas establecer.

Así que toca organizarse y procurar crear esa vida que se parezca a lo que extrañas o a esa que anhelas, trabajar por esa vida que puedas afrontar con una sonrisa y sentir satisfacción día tras día.

Pensando en eso, hoy te comparto 7 consejos que he puesto en práctica y que estoy segura te ayudarán a restablecer la “normalidad” en tus días, una vez que hayas decidido emprender un nuevo rumbo fuera de casa:

  1. Recorre, camina o maneja alrededor del lugar procurando entender todo lo que te rodea y familiarizándote con las distancias. Encuentra el camino más bonito o práctico a casa, y ubica las tiendas de conveniencia más cercanas. Hazte una visual de tu nueva rutina.
  2. Busca un lugar cercano que te permita reactivarte con algún deporte o actividad física que te guste mucho. Ubica un parque, un gimnasio o una cancha deportiva.
  3. Mantén tu mente ocupada. Si no te es posible encontrar trabajo con facilidad, practica algún hobbie que tengas, o haz uso del Internet para aprender algo nuevo. ¡Invierte tu tiempo!
  4. Si eres creyente de alguna religión, ubica una iglesia o centro espiritual que se parezca a ti. A veces hay que visitar varios hasta encontrar ese que más te guste y que esté alineado con tu cultura. Si luego asistes con frecuencia, seguro harás nuevos amigos allí.
  5. Mantente positivo ante todas las adversidades y no juzgues a quienes te rodean. Recuerda el dicho “al lugar que fueres haz lo que vieres”.
  6. Actúa siempre de acuerdo a tu crianza y a tus valores pero adaptándote sutilmente a ese nuevo ambiente en el que te encuentras.
  7. Si estas en un país que maneja otro idioma, empieza por buscar un curso y a practicar. No podrás tener una vida normal si no puedes comunicarte con fluidez, así que ese sería mi consejo principal.

Espero de todo corazón que estas recomendaciones puedan hacer que tu transición sea menos difícil y más llevadera. Recuerda que tu salud y tu estabilidad mental, física y emocional son claves para que puedas emprender ese nuevo reto que has decidido afrontar.

Hoy y siempre #ElígeteATi / #ChooseYou y encuentra ese balance que necesitas para poder ser una persona positiva, emprendedora y feliz en tu nueva vida.

¡Un abrazo!

Gabriela Isler - Firma

 

.
.
.

Foto: @bymannyroman

10 Comentarios sobre “¿Cómo adaptarse después de emigrar?”

  1. Marianne R dice:

    Gaby a veces nos topamos con cosas y queremos llamar esto “casualidad” pero la verdad es que, no. Agradezco encontrarme con este artículo que escribiste, que me ha llenado y tocado en lugares que necesitaba. Un año despues , mi proceso de adaptacion no ha sido facil, solo puedo decirte hoy ¡gracias!

  2. Milagro Garcia dice:

    Mil gracias, justo lo que necesitaba el jueves dejo mi país, mi familia y lo más importante mi hijo dé apenas un año no es fácil porque está muy pequeño pero soy madre soltera y todo aquí se me ha echo difícil para todas sus cosas espero conseguir pronto un empleo y venir a buscarlo lo más pronto posible 😢😢💔Me voy con el corazón destrozado

  3. Iraidy dice:

    Wow me encantó leerte, ya llevo 1 año fuera de nuentro pais y creeme que he intentado adaptarme pero pondré en práctica tus concejos

    Muchos éxitos… 💛💙❤

  4. Tony dice:

    Excelente no puede ser mejor tu consejo

  5. Liam dice:

    Muchas gracias por tus valiosos consejos Molly, yo tambien voy a ser un futuro inmigrante Dios mediante y al igual que tu, voy en busca de mejores oportunidades, tanto profesionales como personales. Estoy muy emocionado por el nuevo camino que voy a emprender, pero al mismo tiempo se que va a ser un gran reto para mi, el adaptarme a otro pais y aun mas cuando va a ser la primera vez que voy a vivir solo! Pero como tu dices, a pesar de la incertidumbre y los posibles temores a lo desconocido, debemos empodernarnos y llenarnos de fe, ya que todo pasa para nuestro bien. Te deseo lo mejor y que Dios te bendiga siempre

  6. Alexpinto dice:

    Gracias bella, por parte de ti que hoy se dedicó a escribir y desahogar una parte de ti que dentro de todo das mucho aliento por que aveces llego a pensar que será a mi que solo me pasa esto soy un emigrante ya de dos países lo cual en el que estoy como me a costado estar tanto al punto de que pienso que debo tomar una desicion son tanta las cosas que nos puede pasar siendo emigrante que muchas de las que dices ya las e practicado como ir a entrenar a la cinta costera o ir a la iglesia a orar y hablar con DIOS y bueno como dicen en casa palante para atrás ni para coger impulso es rico leer tus líneas por qué me identifico FELIZ TARDE y Fe

  7. Jessika dice:

    Así es totalmente de acuerdo!! Con el tiempo las cosas fluyen, todo es sacarse el chip he iniciar un nuevo camino! Sin olvidar de dónde venimos. No es fácil el camino yo soy testigo de eso pero todo se logra cuando le ponemos ganas!

  8. yenny dice:

    Gracias por tus consejos, Dios te bendiga 😊.

  9. Leslibeth dice:

    Acertadas tus palabras las pondré en práctica de verdad que es una decisión difícil y hay q afrontarla con valor para poder superarla . Gracias por tus consejos 🙂

  10. Alexis dice:

    Tengo 1 año como inmigrante y leer lo que escribes en el blog es como si lo fuese escrito yo mismo, exactamente así se siente ser inmigrante, o por lo menos asi tal cual como lo describes, lo he sentido yo. claro esta que todo tiene su lado positivo, pero si, uno extraña mucho lo propio, Gracias por compartir este articulo con nosotros, sabemos que no es un sentimiento personal, si no de todos los que salimos de nuestro pais. Pero como nosotros decimos Pa’ lante es Pa’ alla. Un saludo y un fuerte abrazo Molly !