Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
1 noviembre 2016 By Federica Feaugas Lifestyle

Al divorcio, buena cara

Quiero compartir contigo un tema que afecta a muchas parejas: el divorcio. Una palabra que para muchas sigue siendo ‘tabú’.

Según cifras que comparte la revista “YoDona” de España, para el año 2014 la tasa de divorcios en el continente estaba liderada por Cuba (56%), Estados Unidos (53%), Canadá (35%) y Venezuela (27%), siendo Chile (3%) el país más discreto de toda la región. Son cifras a considerar, sobre todo porque en varias de estas naciones la mujer se lleva la peor parte. Lo que me hace preguntarme, más allá de los datos y sin entrar en la profundidad de por qué ocurre un divorcio, ¿qué pasa en nosotras cuando vivimos una situación tan difícil?

La primera palabra que me viene a la mente es ‘fracaso’. En nuestras sociedades hemos vivido con la premisa de “cásate para toda la vida”, no importa si la relación es conflictiva, si has vivido maltratos psicológicos o físicos, si la infidelidad es parte del día a día; desde pequeñas nos han hecho creer que aunque la relación no funcione y no te sientas bien con tu pareja tienes que aguantar, bien sea por los niños, por el qué dirán, o porque sí.

Entonces cuando se presenta la situación del divorcio sientes que fracasaste como mujer y que el mundo se te viene encima de un solo golpe sin saber dónde meter la cabeza. Crees que todos van a señalarte y te pondrán una etiqueta, que nunca más serás capaz de rehacer tu vida, que irás directo al convento, te dejarás crecer el bigote y jamás pisarás una peluquería… pues tengo una noticia para ti: ¡Nada de eso va a pasar!

Cada quien vive su duelo de manera distinta, unas mujeres se recuperan más rápido que otras, no hay un tiempo determinado para saber cuándo “estás curada” de ese dolor, esa respuesta sólo la sabrás tú. Sin embargo, quiero darte algunos consejos que me funcionaron cuando me divorcié y que me permitieron continuar mi vida en poco tiempo.

  • No le cuentes a todos que te estás divorciando, no porque vayan a sentir lástima, sino porque se convierte en un tema aburrido para los demás y en un círculo vicioso para ti. Si sientes la necesidad de drenar, lo mejor es recurrir a un especialista: psicólogo, psiquiatra, coach, el que más te guste o con el que te sientas más cómoda. Establece tu calendario de encuentros con esta persona y deja los momentos sociales para hablar de cosas que te distraigan y te hagan sentir mejor.
  • Encuentra una actividad que te genere endorfinas. Estas son las hormonas que se activan cuando hacemos ejercicios o tenemos sexo. Si ya eres una persona atlética no pares, y si aún no has empezado ¡éste es el momento! Aunque sean muchas las mañanas que no quieras levantarte de la cama, estoy segura que después de esa clase de boxeo, de zumba o de levantar unas cuantas pesas te vas a sentir mejor, tus pensamientos van a estar cada vez más claros y tu cuerpo se sentirá satisfecho. No soy de las que va a decirte que tengas sexo por tenerlo, si crees que puedes manejar una relación netamente sexual, que te haga sentir mejor sin engancharte y sin pensar que el involucrado en cuestión ahora es el hombre de tu vida, pues adelante. Pero, si por el contrario, sabes que tener sexo casual es algo que puede alterarte y hacerte sentir mal, mejor no compliques las cosas.
  • Busca un equilibrio en tu alimentación. Los extremos son viciosos, ni sin comer ni con atracones. Ninguna de las dos opciones son sanas para tu cuerpo. Intenta por sobre todas las cosas hacer, al menos, tus tres comidas principales. Aunque sólo te provoque comer 4 chocolates u 8 galletas en todo el día, trata de no hacerlo. Piensa en alimentos que te satisfagan pero que no sean tan calóricos, come proteínas y carbohidratos. Y si te provoca un chocolatito: ¡Cómetelo! Varios estudios dicen que el chocolate sube los ácidos grasos y éstos mejoran el estado de ánimo.
  • Sal a pasear. Visita a tus amigas, tómate un café, ve al cine, lee un libro en la playa. Escoge una actividad pero, por favor, no te quedes encerrada en tu casa. Si tus amigas están todas casadas u ocupadas y nadie puede acompañarte, ve sola, ¿qué es lo peor que puede pasar? Necesitas refrescar tus pensamientos en otro ambiente y calmar la ansiedad que seguro te genera estar en esa casa que compartías con tu ex o en la nueva a la que recién te mudaste. Chequea la agenda de tu ciudad y busca una actividad semanal que te ayude a dispersar los pensamientos negativos.

Y por último, mi mejor y más valioso consejo: todo pasa. Más pronto que tarde estarás viendo la historia hacia atrás y podrás sonreír y pensar ¡lo logré! Todo depende de ti, claro que tendrás momentos muy tristes pero a medida que pasen los días éstos serán menos. Ten paciencia, sé compasiva contigo y verás como cada día te haces más fuerte y más segura de ti misma.

Instagram: @YoSoyFederica | Contacto: ffeaugas@gmail.com
Fotos: Pixabay.com

Federica Feaugas - Retrato

¡Hola, soy comunicadora y coach holístico! A partir de hoy tengo la dicha de que nos acompañemos en esta aventura. Como tú, he pasado y sigo pasando por la montaña rusa de la vida y, a pesar de que no tengo la verdad absoluta en mis manos, he vivido algunas cosas que quiero compartir contigo para ayudarnos a transitar este hermoso camino y hacer del bienestar físico, emocional y espiritual nuestro norte.

6 Comentarios sobre “Al divorcio, buena cara”

  1. Hermoso articulo. Me encanta. Excelentes consejos

  2. Amada muñoz dice:

    Excelente mensaje excelente blog me encanta que todavía queden personas como tú con buenos mensajes Buenos consejos actitud positiva una forma diferente de ver la vida y las circunstancias personas como tú y mensajes como este Buenos consejos y ven la vida de todas las formas pero positivamente.. hay que ve el vaso medio lleno y no medio vacío felicidades molly personas como tú es la que necesitamos para mejorar un país como el nuestro

  3. Yusni dice:

    Excelente, asi es como dicen por ahi “mas vale sola que mal acompañada”. Afortunadamente tengo un feliz matrimonio hoy en dia, pero tambien pase por una separacion y jamas senti que mi vida se acababa, al contrario empezaba de manera diferente y con madurez.

  4. Graciasss.. Excelente comentario… Da consulta privada?

  5. Carito Delgado dice:

    Excelente artículo Federica, no he pasado por esta situación pero comparto con amigas que si lo han hecho y me ha afectado mucho, ya les comparto esta valiosa información! Gracias!

  6. María Gabriela Dona dice:

    Excelente! Realmente nadie cuenta lo que se siente al tomar una decisión como divorciarse.