Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
9 Julio 2017 By Gabriela Isler Choose You / Elígete a ti

¿Cómo decir que “NO” sin sufrir en el intento?

Es un tema delicado, lo sé. Siempre me ha costado decirle que NO a los demás, quizás por un tema de crianza, de cultura o de familia. Hoy quiero que apostemos por nosotros mismos y juntos tengamos el coraje de decir "no" sin sufrimientos en el intento.

En mi casa siempre vi cómo mi mami dejaba todo para estar para mi familia; para hacer favores a quien se los pidiera; para estar en todo momento para nosotras: sus hijas. Ella me enseñó a ser fiel a mis valores, a tener un comportamiento ejemplar, a ser buena hija y hermana, a ser leal a mi familia y a mis amigos.

Sin embargo, nunca se me enseñó cómo decirle que no a quienes más amaba o más me importaban. Vivía y me desvivía por complacer a todos, por estar ahí siempre. Decir que no iría a un evento familiar, por ejemplo, era sentir que me hacían una rayita en el mural de las decepciones. ¿Les ha pasado?

Luego de exponerme al ojo público, la capacidad de negarme a propuestas, y decir un “NO” contundente frente a muchas situaciones se volvió complicado; por un lado, buscaba complacer a quienes me educaban o aconsejaban en mi transición como Miss, así como a una audiencia que me criticaba continuamente, y que esperaba siempre más de mí. Y por otro lado, tenía que mantenerme fiel a quien soy y negarme a situaciones que ponían en riesgo mi integridad como mujer.

Ahora estando lejos de mi país y mi familia, siento que me queda aún más difícil decir que no; es otra cultura, mis prioridades son diferentes, y mis necesidades emocionales y personales también lo son.

Muchas veces peco por no decir un “NO” rotundo y uso “flores” o “caritas” para adornar mis respuestas; sin embargo, sigo aprendiendo y motivándome a mi misma para ser más sincera con esas personas o situaciones que definitivamente van en un sentido opuesto al mío, velando siempre por mi paz espiritual y mental.

Algunas de las frases que uso las comparto hoy contigo:

  • Me encantaría acompañarles pero veo muy poco a mi familia, y necesito recargar mi tanque de amor y no hacer apariciones públicas. Eso ocurre cuando voy a Venezuela.
  • En este momento mi energía está enfocada en “equis” proyecto, y aunque realmente me encantaría participar, considero que no daría mi mayor rendimiento hacia eso nuevo que estoy trabajando.
  • Me gustaría apoyarte pero mi perfil está alineado a ciertos valores que debo cuidar y a los que quiero serles fiel.
  • En este momento mi país vive una situación difícil y no me siento bien como para estar celebrando. Eso sería ante invitaciones a eventos a los que no quiero ir.
  • En este momento no estoy en la capacidad (o no está en mis posibilidades), pero si más adelante coincidimos en metas y tiempos, seguro podremos unir fuerzas.
  • Donde no hay paz, no está Dios… Y la verdad aquí hay algo que no me termina de dar paz.

Hoy #ChooseYou / #ElígeteATi y comienza con coraje a decir que “NO”.

Besos,

Gabriela Isler - Firma

 

 

6 Comentarios sobre “¿Cómo decir que “NO” sin sufrir en el intento?”

  1. Oswaldo Aparicio dice:

    Guaooooo además de hermosa, e inteligente sabes llegar al corazón y emociones con tus post a las personas, que difícil es un si o un no, y la verdad no sabemos usarlo cuando se debe, me hizo reflexionar en varias situaciones de vida, y hoy asumo que debo decir un si o un no? Gracias mi moler espero seguir leyendo post como este, que dios te cuide y bendiga en cada paso y proyecto que te propongas. Amén.

  2. Angel dice:

    Excelente!

  3. Vanessa dice:

    Como no morir jajaja. Soy una persona que me encanta complacer a todos y que siempre tengan una sonrisa cuando les ayudo o me piden algo… Muchas veces me encuentro entre la espada y la pared porque algunas personas a las q me gustaría decirles que no como que se molestan y te hacen ver que no les importas cuando eso no es así 🙁 gracias por tus consejos muchas veces tenemos que arriesgarnos hacia lo que nos hace feliz y lo que nos mantendrá en paz interior.

  4. Mile dice:

    ¡Excelente publicación! Como lo mencionas por lo regular no nos enseñan a decir que no, hacerlo se considera egoísta y grosero, pero por qué tenemos que hacer cosas que son contrarias a nuestras creencias y valores, solo por no hacer sentir mal a otros. Yo procuro decir que No ante situaciones y personas con pensamientos que van en contra de lo que considero, afectan mi paz mental. Sin embargo, esto me ha causado problemas con personas a las que amo, porque no todos son capaces de entenderlo, se lo toman personal y todavía no encuentro las herramientas para que entiendan que mi posición no es en contra de ellos.

  5. Ary Tesorero dice:

    Decir que “No”.. hoy por fin descubro que no he sido cruel como todos me lo hacen ver pero según tu publicación entiendo que no estoy para complacer a todos nunca me ha costado decir No mí lucha natural ha sido no ser la decepción de los míos.. Gracias por tu tiempo en escribir esto y sentirnos identificados contigo te leo siempre

  6. Johely Aguirre dice:

    Buen artículo Gracias !! Yo era igual aunque todavía me cuesta un poco pero he tratado de cambiar eso, el no decir “no” así quisiera me estaba haciendo mucho daño. Estoy aprendiendo a valorarme y crecer como mujer, mama, ser humano y ser feliz. Me encanta tus artículos 😘 Éxitos! Dios te bendiga

Comentar aquí