Por favor gire su dispositivo
para una mejor experiencia

Más artículos
14 enero 2018 By Gabriela Isler Choose You / Elígete a ti

Aceptarnos tal y como somos

Desde hace mucho tiempo me han pedido que escriba acerca del valor propio y la autoestima, y aunque es un tema que ya he tocado en artículos anteriores de una manera indirecta, ahora sí creo necesario hacer una pausa y hablar directamente del asunto, ya que me ha tocado enfrentarme a una industria y un público bastante exigente, con muy poco tacto al momento de hacer una crítica y señalar de manera instantánea a las figuras públicas… Muchos se creen expertos en nutrición, “missólogos”, managers, dermatólogos, cirujanos y demás.

Continuamente recibo preguntas y comentarios, y veo miles de memes en las redes sociales, donde se burlan de mi físico, o en los que distorsionan mis rasgos y mi figura para crear un debate a costa de la fama que tenemos las venezolanas de tener mil cirugías plásticas; y si les soy honesta, a estas alturas de mi vida me río, y hasta los comparto con mi familia muchas veces por lo cómico e irreales que son. Sin embargo, esto no fue siempre así, la capacidad que tenían muchos de jugar con mi amor propio, mi confianza y la aceptación personal para conmigo misma era impresionante.

Las personas no se imaginan lo que sus comentarios son capaces de generar en nuestro comportamiento y en las decisiones que tomamos o dejamos de tomar; solo nosotros lo sabemos –aunque en ocasiones nos cueste reconocerlo-. Hay un dicho que reza: “No te hace daño quien quiere, sino quien puede, o a quien tú se lo permites” y eso no es algo fácil de asimilar y poner en práctica, al menos que nuestra autoestima y madurez emocional haya llegado a un nivel tan óptimo, y el respeto hacia nosotros mismos sea una prioridad.

Mis primeros pasos en el Miss Venezuela estuvieron llenos de tropiezos, inseguridades, y mucha vulnerabilidad. Yo no tenía la capacidad de entender y aceptar mi físico, y valorarme como y tal era; por lo tanto, era difícil no hacerme comparaciones irreales en mi cabeza día tras día, con respecto a mí como tal y con aquellas niñas que estaban compitiendo conmigo. Los patrones de belleza impuestos por la industria, y especialmente en Venezuela, son bastante altos de alcanzar y superar; vivimos en una constante comparación con reinas de belleza del pasado y con aquellas mujeres que son íconos de belleza en el mundo.

Es así como mientras por un lado algunos juzgan sin saber y hacen sus veredictos, en el otro extremo hay niñas y mujeres que pueden tener una autoestima quebrantada, con problemas de alimentación, sintiéndose menos por su peso, estatura, color de piel, rasgos, e incluso por su personalidad… Y si a ver vamos: ¡No todas las personas saben cómo lidiar con este tipo de escenarios, incluso aquellas que no están en este medio!

El simple hecho de estar expuestos a una comunidad poco empática y nada susceptible, con importantes patrones de conductas y de belleza impuestos por algunos, hace que cada vez sea más retador encontrar ese punto medio, ese balance que le permita a uno sentirse bien consigo mismo, y respetarse y quererse tal y como uno es.

No existe una fórmula o receta exacta que nos ayude a estar conscientes del valor de nuestra autoestima, y a entender que amarnos y respetarnos es elemental para nuestro crecimiento, desarrollo y éxito como seres humanos. Es un camino que a veces puede ser un poco largo y rocoso, y sobre todo muy inestable; muchas veces pensaremos haberla conseguido y sin darnos cuenta podemos perderla en un segundo, ya que simplemente estamos expuestos a una era digital altamente influenciable, sumado al poder de la palabra que tienen aquellos a nuestro alrededor.

En tal sentido, tenemos que ser capaces de sentar bases inquebrantables y comprometernos con nosotros mismos para no perder el foco del amor propio, y que cada vez sean menos las cosas que nos afecten o nos hagan dudar… Nada debería afectar directamente nuestra luz y brillo personal.

Considerando todo eso, y de acuerdo con lo que he vivido, quiero compartir aquí con ustedes algunos consejos que les van a permitir quererse más y darse cuenta de lo que valen para que más nunca se les olvide:

  1. En el mundo hay un solo ser como tú y tu aporte a los demás es único. NO intentes cambiar quien eres por querer parecerte al resto, o por ganar la aceptación de alguien.
  2. Tu cuerpo, facciones y rasgos son parte de tu historia, de tu pasado y de quienes más te aman. Tu “así completico como eres”, eres el orgullo de muchos. Por lo tanto, aprende a querer cada partícula de ti, y si hay algo que puedas mejorar porque TE HACE MÁS FELIZ A TI, hazlo… Pero solo por ti y para ti, no por los demás.
  3. Nadie es perfecto, todos tenemos mil defectos y desperfectos. Eso es lo que al final nos hace únicos y diferentes. No dejes que nadie te imponga un patrón de perfección o de belleza que debas seguir.
  4. Siempre puedes verte mejor y solo depende de ti. Hay cosas que siempre vas a poder trabajar tal como tu peso, la salud de tu piel y de tu cuerpo, tus dientes, tu maquillaje y la forma de vestir, entre otros… Todo tiene solución y acomodo pero lo más importante es que entiendas que la forma en que serás visto depende únicamente de tu actitud ante la vida.
  5. Anota tus mayores virtudes en un papelito y déjalo visible. Tener tus bondades en un lugar clave para que siempre puedas leerlas es una manera fácil de que nunca se te olviden.
  6. Habla contigo mismo frente el espejo y proyéctate tal y como quieres ser visto por los demás. Muéstrate con tu mejor cara, demuestra tu actitud más positiva y contágiate de tu propia luz siempre que lo necesites.
  7. Cree en ti y acepta todo lo que eres. Conviértete en parte de la solución y no en el problema. ¡No seas tan duro contigo mismo y entiende que vales mucho!

Recuerda que siempre que ante el ruido externo o las dudas que puedan llegar hasta ti, tienes la posibilidad de detenerte por un momento y ponerte primero, #ChooseYou / #ElígeteATi.

¡Con cariño!

Gabriela Isler - Firma

 

.
.
.

Foto: @bonnierzm

6 Comentarios sobre “Aceptarnos tal y como somos”

  1. BRENDA NOHEMI MORA dice:

    Moly, gracias por compartirnos tus historias y tus consejos, exito en esta proxima etapa de tu vida y no te olvides de nosotros, pues te sentimos cerca con tu blog Y PODEMOS APRENDER UN POQUITO MAS DE TI!! BESOS! :*

  2. Jesús Camacaro dice:

    Tu escrito se enmarca claramente en aquella frase de la cual no se el autor, pero que reza: “Dios nos acepta tal y cual como somos”. Ahora bien, como seres libres depende de cada uno el sentido hacia donde dirigimos nuestras energías, nuestra esencia y la fuerza que imponemos en nuestro día a día, para caminar la ruta hacia el crecimiento, la seguridad, la paz y la felicidad.
    Un placer compratir contigo este humilde mensaje. Triunfa siempre y nunca descuides el compromiso de dejar siempre en alto a los Venezolanos. Esos sí, se feliz siempre.

  3. Brenda mora rodriguez dice:

    Saludos y gracias por compartirnos y por no dejar de hacerlo, pues nos sentimos cerca de ti moly!! Desde Mexico, besos!!

  4. Maria Eugenia dice:

    Que hermosas palabras de tan hermosa persona. Es sumamente genial que compartas palabras tan lindas como esas, ya que pueden llegar a tener un gran efecto en personas que más lo necesitan. Mis respetos y admiración!

  5. damari varillas dice:

    woow! que palabras super hermosas Molly de verdad mil gracias por compartir todos estos post con todos nosotros

  6. Gretchen dice:

    Lindas palabras y buenos consejos. Un abrazo desde Puerto Rico 🇵🇷